En el interior de tu motor se encuentran muchas partes en constante movimiento y roce, el cual provoca su desgaste y deterioro con el tiempo. Un lubricante automotriz o aceite tiene como propósito conservar lubricado tu motor para que este funcione de manera adecuada, así como protegerlo a través de la disminución del desgaste debido al roce entre piezas, por lo que es muy importante saber cuáles son las características de los lubricantes automotrices para elegir el más adecuado.

La durabilidad y lubricación son dos de las características más importantes porque de esto depende que ayuden efectivamente a reducir la fricción y el desgaste a esta propiedad se le llama viscosidad.

La capacidad de protección le permite al lubricante defender al motor contra oxidación, corrosión y formación de lodos.
El grado de congelación o enfriamiento te dirá qué tanto logra el motor trabajar a temperaturas adecuadas, ni mayores o menores a lo más recomendable.

Es importante que sepas que cualquier material agregado al lubricante para mejorar sus propiedades es llamado aditivos. El tipo y cantidad de estos lo determinará qué tipo de aplicación tendrá el aceite o lubricante.

¿Tienes dudas? ¡Llámanos! En Todovolks contamos con especialistas que te pueden orientar de manera profesional, así como con un amplio catálogo de productos.